Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información

Translate

miércoles, 14 de diciembre de 2011

SE VIENE LA GUERRA///Moyano prepara dura réplica contra Cristina y alimenta la ruptura con el Gobierno




Hugo Moyano recibió con profundo malestar e interpretó como un embate personal en su contra la advertencia que lanzó en su discurso de reasunción la presidenta Cristina Fernández al afirmar que no aceptará “el chantaje y la extorsión” de los gremios, y ya prepara una dura réplica a la mandataria en el multitudinario acto del jueves por el Día del Camionero, una celebración que concentra toda la expectativa sindical sobre el futuro de la relación entre la conducción de la CGT y la Casa Rosada. La bronca moyanista con las palabras de Cristina fue blanqueada ayer por el dirigente Juan Carlos Schmit, uno de los más fieles referentes del camionero, quien repudió que la Presidenta haya olvidado mencionar el apoyo de los gremios de la CGT a su gestión en medio del conflicto con el campo y consideró que la mandataria estuvo mal asesorada cuando afirmó que no existía el derecho de huelga durante los gobiernos de Juan Perón. “No sé quién la habrá asesorado a la presidenta. Hubo muchas huelgas durante los gobiernos peronistas, no solamente de los ferroviarios o marítimos”, replicó Schmit.
El dirigente se refirió a la notoria ausencia de Moyano en el acto de asunción presidencial, gesto que fue interpretado como una clara señal del distanciamiento entre ambos, y admitió que la relación atraviesa una situación “difícil”. La sinceridad de Schmit reconoció solo en parte la profundidad del quiebre que enfrenta el vínculo entre Cristina y el jefe cegetista.
Dos dirigentes contaron a este diario que hicieron lo imposible por convencer a Moyano para que concurra a la reasunción presidencial, pero que la negativa del camionero fue terminante. “La idea era que su presencia permitiera tender algunos puentes y recomponer algún canal de diálogo, pero para él esto se ha vuelto un enfrentamiento personal que no parece tener retorno”, afirmó uno de los gremialistas.
Con preocupación, el grupo de dirigentes de la CGT que asistió a la jura de Cristina se reunió en la tarde del sábado para analizar la situación y evaluar los próximos pasos del camionero. “Moyano le va a contestar, sobre todo el tema de Perón, el discurso (del jueves en el acto de Camioneros) va a ser durísimo”, apuntó uno de los dirigentes.
Otro sindicalista aliado al moyanismo consideró que con la apuesta de adoptar un perfil más confrontativo hacia el Gobierno, el camionero busca “forzar su salida anticipada” de la jefatura sindical. “Queda cada vez más aislado porque muchos de los que siempre estuvimos con él no lo vamos a acompañar en una disputa personal con la Presidenta”, admitió.
En tanto, dentro del núcleo duro del moyanismo advierten que, frente a la ofensiva oficial, la conducción sindical debe virar hacia una posición de mayor dureza en defensa de los intereses del sector. Esa fue la promesa que el propio Facundo Moyano blanqueó la semana pasada en un acto con los trabajadores del subte.

ELIZABETH PEGER

/////////////////////////////////////////////////

La CGT insiste en que paritarias se basarán en el “carrito del supermercado”

El secretario de Empleo de la CGT y titular de la Unión Obrera Textil, Jorge Lobais, ratificó hoy que para la central obrera las discusiones paritarias se basarán en las subas del “carrito del supermercado” y pidió “retomar el diálogo” entre el Gobierno y el sindicalismo para abordar el tema “costos” relacionados con el sector laboral.

“Nosotros vamos a seguir con la misma postura porque tenemos para presentar papeles de cuál es el costo de los productos de la canasta familiar”, advirtió el dirigente, y afirmó que hablar de la inflación “no es en contra del Gobierno, ni contra el INDEC, ni contra el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, es una realidad”.

El titular de la Unión Obrera Textil acotó que en torno de “todas esas cosas falta diálogo, entonces veamos como está la situación y cómo están los costos”. También insistió por radio Mitre: “Hay que retomar el diálogo, falta que nos juntemos y dialoguemos con el Gobierno; el mundo está demasiado convulsionado como para estar en peleas de entrecasa”.

Lobais coincidió con el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, quien ayer reiteró que las paritarias se desarrollarán teniendo en cuenta la “inflación” de “los precios del supermercado”.

“Sé que gracias a las paritarias en mi gremio hemos podido ir mejorando el salario y sabemos que en el último tiempo en la canasta básica, lo que decimos vulgarmente el carrito del supermercado, hay precios que se han ido para arriba”, alertó y puso como ejemplo el aumento de un alimento básico como la carne.

Lobais sostuvo que “se sabe perfectamente que comer carne buena vale treinta y pico de pesos, en el caso del kilo de milanesa y el kilo de asado; y para algunos operarios de la manufactura eso significa dos horas u hora y medio de trabajo”.

Por otra parte, el dirigente cegetista admitió “alguna molestia” de integrantes de la central obrera con la presidenta Cristina Fernández por haber dicho, en su discurso de asunción, que en el país “hay derecho de huelga, no de chantaje y extorsión”.

“Decir que extorsionamos no es bueno porque no es verdad”, subrayó Lobais, pero ratificó el apoyo de la central obrera a la Casa Rosada.

Además sostuvo que “nosotros estamos en este proyecto e insistimos en este proyecto. Lo que son los gremios en este momento es gracias a este programa de gobierno -abundó-, que comenzó con Néstor Kirchner y sigue con Cristina”.

No obstante, a manera de respuesta al mensaje de la jefa de Estado contra las medidas de fuerza llevadas adelante por algunos gremios, aseguró que “en estos ocho años la CGT no hizo ningún paro y hemos acompañado en los momentos más embromados” al Ejecutivo nacional.

“Cuando la situación estaba difícil con el campo, el compañero Moyano y sus afiliados eran los que estaban en la ruta”, recordó y repitió que, más allá de los últimos desencuentros, “acompañamos y seguimos acompañando el proyecto de la Presidenta”.
/////////////////////////////////////////////////////////////////////

EL PRESIDENTE DE PSA PEUGEOT CITROËN PREOCUPADO POR LOS COSTOS
Ureta Sáenz Peña: "Es importante frenar el alza de los sueldos"

El ejecutivo dice que es un punto a corregir más importante que el tipo de cambio y asegura que las Licencias No Automáticas molestan pero no generaron crisis

El mercado automotriz está llegando al final del mejor año de su historia. Con más de 850.000 unidades vendidas y un poco más producidas, 2011 quedará en la memoria de los hombres de la industria.
Para Luís Ureta Sáenz Peña, presidente de PSA Peugeot Citroën Argentina la alegría será doble, ya que la compañía que conduce cerrará 2011 con 110.000 unidades vendidas y 142.000 producidas en la planta que la marca tiene en El Palomar. “Cada 10 autos que vendemos, 7 salen de la planta de El Palomar”, dice sonriente.
De pasado diplomático –entre el 2008 y 2010 fue el embajador argentino en Francia– Ureta asegura que la región tiene “cifras macroeconómicas muy buenas, inclusive frente al resto del mundo, por lo que seguimos teniendo oportunidades”.
Durante un encuentro con periodistas, el ejecutivo se refirió a que las posibilidades de crecimiento para el sector aún están latentes pero que hay que “corregir en muchos lugares”. Consultado sobre si lo principal a corregir era el tipo de cambio, el ex embajador afirmó que el valor del dólar “es importante” pero remarcó que eso “no lo soluciona todo” y apuntó más hacia los salarios. “Frenar el alza de los salarios es importante” dijo Ureta que, frente a la pregunta sobre cómo hace con una inflación de más del 20%, un alza de salarios de 30% y una suba de precios en los autos de sólo 10%, buscó la mirada cómplice de Hernán Trossero, director de asuntos públicos de la compañía y replicó: “Bueno, entonces, el problema no es el tipo de cambio”.
De todas formas, aseguró que “no se trabaja en la catástrofe”. Pero aunque el escenario sea otro, el titular de PSA Peugeot Citroën Argentina se refirió a la tensión que existe hoy entre el Gobierno nacional y el sindicalismo asegurando que espera que los “ánimos se calmen” y que “se encuentren objetivos comunes”. “Es un momento para buscar puntos de referencia comunes que trasciendan los gobiernos, dejar de lado la diferencias industria y campo, porque hay lugar para todos”.
Por su pasado reciente en la administración pública, Ureta conoce a los ministros y, a la hora de hablar del nuevo Gabinete, sólo mostró dudas respecto de la promoción del comercio exterior. “Nuestros interlocutores siguen siendo los mismos, lo que no me queda claro es quién se va a ocupar de promocionar los productos argentinos en el exterior”. La reflexión del empresario llega en un momento en el que la empresa apuesta a entrar con fuerza en Venezuela, Colombia y Ecuador.
El 50% de lo que produce PSA Peugeot Citroën en El Palomar se exporta. Con Brasil como principal destino, este año la empresa tuvo que sortear las Licencias No Automáticas. Sin embargo, y pese a reconocer que “no nos gustan, no son eficientes y no las queremos”, Ureta afirmó que los problemas tuvieron más que ver con una caída de la demanda. Y que la llegada del secretario Guillermo Moreno a comercio exterior no es más que “la formalización de algo que funcionaba de hecho”.
Por último, el presidente de la automotriz con un 18% de penetración en el mercado aseguró que “lo importante es producir más coches y autopartes en la Argentina”.

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////

No hay comentarios:

Publicar un comentario

queres comentar?

Cajitas de imagenes...